Hidratos de Carbono: los buenos y los malos

 

Modo de vida saludable

 

Tener una alimentación saludable, completa, balanceada, sabrosa, variada y nutritiva

Impartir una educación nutricional desde los primeros años escolares que sea veraz y amena para los niños, no supeditada a los intereses de las grandes corporaciones.

Brindar educación nutricional para los adultos y familia en general y ahí comenzaremos con nuestra primera información

Mínimo de cultura nutricional  

 

Creo firmemente que el grado de desarrollo de los avances científicos y la etapa de evolución en que nos encontramos en la actualidad permitirá que esto se convierta ya en una realidad, siempre y cuando cada uno de nosotros hagamos conciencia de que la Salud es el resultado de nuestras acciones y no un castigo del destino.

Deberemos asumir nuestra responsabilidad para labrarnos una vida saludable, y por ende de nuestros hijos y familia que tiene todo un destino por delante y que requieren de Referentes Activos, debemos dejar de ser simples espectadores y quejoso de la situación actual para convertirnos en hacedores, en los verdaderos adultos con una vida saludable, que todos estamos llamados a ser.

Comenzaremos este ciclo nutricional con Los Hidratos de carbono: Un macronutriente

 

HIDRATOS DE CARBONO  hay distintas posturas en cuanto a los requerimientos reales, pero parece que una recomendación de un 60 a 70% parece una buena forma de partir.

Nuestra historia va ligada a los avances de la tecnología y procesamiento de los alimentos, situaciones frecuentes y en aumento en el siglo 21 : obesidad, riesgo de una diabetes, la resistencia a la insulina y las caries dentales. Todas con un factor de común denominador: el más dulce de los alimentos, tentación apetecida y difundida en los últimos cuatro siglos.

Hidratos de Carbono. Los  buenos, malos y muy malos.

 

En primer lugar son la principal fuente de energía para nuestro organismo. De 60 a 70% de las calorías que necesita nuestro cuerpo debería provenir de los hidratos de carbono

El secreto está en aprender a consumir hidratos de carbono de calidad y en la cantidad suficiente para lo cual conviene conocer toda la información. Para empezar, hay que hablar de Hidratos de carbono y no de azucares y a la vez clasificarlos en simples y complejos

Hidratos de carbonos simples

 

 

Son los llamados y popularmente conocidos como Monosacáridos, de los cuales los más simples están representados por la fructuosa que es parte de la fruta, o como la glucosa que es el  monosacárido más elemental y nutriente final de la unidad celular (glucosa de la sangre conocida como glicemia), finalmente otro monosacárido no tan conocido como la Galactosa.

Hidratos de carbono llamados azucares

Los conocidos Azucares, están hechos de las unidades simples de monosacáridos: glucosa más fructuosa es la conocida Azúcar de mesa o sacarosa, otro azúcar conocido es la mezcla de glucosa más galactosa conocida como el Azúcar de la leche o Lactosa

Luego las populares azúcares son el Azúcar de la mesa o sacarosa y el azúcar de la leche o Lactosa.

 

El fin determinado de la digestión es llevar todos los productos a la mínima unidad, glucosa o fructuosa, molécula pequeñas que son la base de la alimentación celular. Sin glucosa no hay energía y sin energía no hay vida.

¿Por qué malos?

El problemas de los azúcares es que son células muy pequeñas, son simples, de fácil y de rápida absorción por nuestro cuerpo, Una vez que los hemos ingeridos, prácticamente pasan directos al torrente sanguíneo, proporcionando energía inmediata para su adecuada función. De ahí que importa la cantidad y la calidad.

 

Forma de presentación de los azucares simples

Pueden ser naturales, refinados o artificiales. La elección entre ellos marcara la gran diferencia en la calidad de nuestra alimentación.

Todos los macronutrientes pueden llegar a Glucosa

La célula del organismo funciona con glucosa como energía, y todo alimento que se ingiera tiene el potencial de “transformarse” en este tipo básico de nutriente. Es tan vital la presencia de glucosa que el cuerpo la obtiene de otras fuentes aunque no la ingiera, en estricto rigor no necesitamos comer azúcar para “funcionar”, ya que nuestro organismo es capaz de obtener la preciada glucosa prácticamente de cualquier alimento que comamos: grasas, proteínas.

Aun mas, lo que pueda explicar este ayuno masivo al no tomar desayuno, los músculos y el hígado almacenan un tipo de glucosa para reservas inmediatas, formada por la unión de varias moléculas (glicógeno), de modo que cuando se requiere glucosa y esta no es obtenida de los alimentos, el glicógeno almacenado se libera a manera de glucosa para suplirla (mecanismo mas débil en los niños por su cantidad de músculos y menor ta

Azucares Naturales: miel de abeja, miel de palma, la stevia. , frutas y verduras (ejemplo choclos, la betarraga) y la leche. Son por lo tanto todos productos sin la intervención del hombre,” además de llevar la fructosa, glucosa proporcionan vitaminas, minerales, enzimas etc…”

La moderación no provoca grandes problemas en nuestro organismo, pero sensibilizar a los niños a través de premios, televisión asociada y “felicidad” es un engaño

Azucares refinados. Azúcar de mesa, azúcar blanca refinada y en este proceso de refinamientopor lo tanto  han perdidos sus elementos nutritivo, vitaminas y minerales y solo han quedado “calorías vacías

Casi todas las golosinas, los refrescos, las bebidas embotelladas, queques, dulces tortas, helados, contiene azucares refinados o artificiales, los cuales aportan energía momentánea, pero como no incluyen nutrientes, esta energía se quema rápidamente y vuelve a surgir la sensación de hambre, Esto lo lleva a comer nuevamente con lo que se inicia un círculo vicioso que llevara finalmente al sobrepeso y obesidad, con todas sus consecuencias negativas.

Pero esto según diversos autores, esto se puede transformar en un problema más trascendente, ya  que el metabolismo de los azucares nuestro organismo requiere de minerales y enzimas. Al consumir azucares refinados y de valor caloría “vacío” ya que no llevan minerales ni vitaminas por el proceso de refinamiento, el cuerpo entonces “robaría” estos minerales de los alimentos que en esos momentos estamos ingiriendo, y sino de tu propia estructura: huesos etc.. Luego no es solo sobrepeso, sino perdida de minerales y como consecuencia sufrir caries, osteoporosis, alteraciones del sistema nerviosos entre otros padecimientos.

Por lo tanto Azúcar de mesa: es de los Malos hidratos de carbono

 

Ud. deberá saber que todos los productos dulces los llevan y los rotulan en forma diferente.

Las bebidas y muchos productos llevan sacarosa como tal y lo especifican , pero otros y en otros países llevan Jarabe de alta fructuosa , es decir, una concentración de 60% de fructuosa y 40% de glucosa, más económica para la industria, mejor sabor y también más dañina.

De ahí que se comenta que el sabor de la Bebidas cola Mexicana (Sacarosa) es diferente de la Norteamericana (jarabe de alta fructuosa) y también con diferentes consecuencia.

 

 

Todo niños menor de dos años no debería conocer la sal común y, ni el azúcar de mesa o sacarosa.

Por lo tanto todo niños menor de dos años no debe comer golosinas, pasteles, helados con azúcar, bebidas carbonatadas. y a edades mayores solo permitido en fiestas y cumpleaños.

Fuente Minsal, tratado de pediatría. Los niños obesos (México)

fotos internet y archivo

 

Tags: , , , , , , , , , , , ,

Categoría de nivel principal o raíz: Avances
Categoría: Nutrición Infantil