Fudoc al día

Dosis elevada de Vit E y Alzheimer

  • AINHOA IRIBERRI Madrid El mundo Es. com
  • La eterna discusión sobre si la vitamina E es eficaz para frenar el  declive cognitivo cuenta desde hoy con una nueva evidencia científica.     
  •  Un estudio publicado en JAMA demuestra que altas dosis de este compuesto frenan moderadamente el declive cognitivo en los estadios precoces de la enfermedad de Alzheimer.
  • ¿Significa esto que todas las personas recién   diagnosticadas de esta común demencia deben atiborrarse a partir de ahora  de la vitamina? Según los expertos consultados por ELMUNDO.ES, es pronto  para decirlo, pero los resultados son, dentro de su modestia, alentadores.
    • Porque, como resalta Ruiz, la cantidad de vitamina E que utilizaron en el estudio, 2.000 unidades internacionales al día (IU/d), es de 100 veces la dosis diaria recomendada de este nutriente. "No se trata de cubrir un déficit, sería administrarla como fármaco", comenta el experto que predice "una eclosión" de productos de este tipo (en España ya hay fármacos con esta composición, pero no a semejantes dosis).
    Así, el experto comenta que el estudio dirigido por el investigador de la Universidad de Yale Peter Guarino tiene un triple objetivo: demostrar la seguridad de la vitamina E, estudiar la eficacia de un fármaco aprobado para las fases avanzadas de Alzheimer en las fases más precoces y saber si la vitamina E retrasa el declive cognitivo en estos pacientes

    • El editorial que acompaña a la publicación del trabajo alerta sobre una posible extrapolación del mismo a otras dosis de vitamina E y en  combinación con otros medicamentos. Además, señala también que sería      necesario confirmar los resultados de la investigación en un estudio más amplio, algo en lo que coincide Ruiz que, no obstante, cree que es muy  posible que eso no suceda, dado lo caro del estudio.
    • Así las cosas, el especialista en Alzheimer no sabe qué ocurrirá a   partir de ahora.
    •  "Es un estudio que va a generar mucho      debate", comenta y apunta a que técnicamente, los sujetos que   tomaron la vitamina E estuvieron mejor y tardaron más en requerir de asistencia completa. Por ello, el especialista cree que "habrá demanda". Pero Ruiz considera que, en la situación actual, es complicado que el Servicio Nacional de Salud asuma incluir este suplemento  entre los fármacos cubiertos por la seguridad social para la enfermedad. Así, este médico cree que puede pasar algo similar a lo que sucede con   Souvenaid, un alimento funcional aprobado para el Alzheimer leve que ha de  recetar el médico pero paga el paciente. "Será una decisión personal   entre el médico y el paciente y tardará un tiempo en clarificarse",  apunta.