Futuro en genética:embriones

 

 

El Ministerio británico de Sanidad ha mostrado su apoyo a una técnica de reproducción asistida denominada transferencia mitocondrial, que consiste en el empleo de ADN de tres personas con el objetivo de evitar la transmisión de algunas enfermedades genéticas que la madre porta en sus genes. La decisión aún tendrá que ser debatida en el Parlamento este año, y no entraría en vigor antes de 2014.

La técnica desarrollada por la Universidad de Newcastle, está diseñada para evitar la transmisión a los hijos de las llamadas enfermedades mitocondriales, que se producen por un defecto en la mitocondria materna. Para evitar esa herencia maligna, la técnica utiliza un óvulo de donante, al que se traspasa toda la información genética materna, con la excepción de la mitocondria defectuosa; el nuevo óvulo resultante se fecunda posteriormente con esperma del padre. De esta manera, el bebé resultante de esta técnica, tendría unos 20.000 genes heredados de sus padres y los 37 genes de la mitocondria de la mujer donante.

Esta presencia del ADN de tres padres es lo que ha rodeado a esta técnica de polémica, aunque una consulta popular reciente de la máxima autoridad en reproducción asistida en Reino Unido (HFEA, según sus siglas en inglés) ha mostrado que tiene el apoyo mayoritario de la población. También el comité de bioética del país le dio luz verde a una técnica que podría beneficiar a unas 10 familias al año.

Las enfermedades mitocondriales son síndromes raros, como el de Kearns-sayre, que provocan debilidad extrema en los niños debido precisamente a los defectos en la mitocondria, el órgano de la célula encargado de suministrar la energía a todos los tejidos; en muchos casos, acaban en la muerte del paciente. Para los detractores de la técnica, estas familias tienen otras alternativas reproductivas, como la adopción o el uso de óvulos donados.

La decisión, que aún tiene que recibir el respaldo del Parlamento británico, convertiría al Reino Unido en el primer país del mundo en autorizar esta técnica. Hasta ahora, no se ha implantado ningún embrión obtenido por transferencia mitocondrial en el útero de una mujer; por lo que los especialistas son cautos sobre el éxito de la técnica o las secuelas que podrían tener los niños nacidos por esta técnica. Además, como recuerda otro informe previo de la propia HFEA, la técnica no reduce al 100% el riesgo de transmisión ni es válido para todas las enfermedades mitocondriales.

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2013/06/28/noticias/1372402439.html

Imagenes Google y archivo

 

 

 

 

Categoría de nivel principal o raíz: Fudoc al día
Categoría: Ciencia al día