Fudoc al día

Cáncer de piel y de próstata son los que más riesgo familiar tienen

 

Fuente Periodista Cecilia Yáñez

 

Investigadores de la Escuela de Salud Pública TH Chan de la Universidad de Harvard, de la Universidad de Helsinki y de la Universidad del Sur de Dinamarca siguieron a más de 200.000 hermanos gemelos y mellizos desde 1943 al año 2010 para averiguar cuál era el riesgo que tenía uno de los hermanos de enfermar de algún cáncer después que el otro ya había sido diagnosticado con esta enfermedad.

Para eso, consideraron los 23 cánceres más comunes, incluyendo el cáncer de mamá, de próstata y otros menos comunes como el cáncer testicular, de cabeza y cuello o el melanoma.

Uno de los primeros resultados del estudio publicado en la resista JAMA (Journal of the American Medical Association) es que la mayoría de los hermanos presentaron cánceres distintos entre ellos, lo que sugiere que en algunas familias existe un aumento del riesgo compartido de cualquier tipo de cáncer.

Según Lorelei Mucci, profesora asociada de la U. de Harvard y co autora principal de este estudio, investigaciones anteriores “habían proporcionado estimaciones de riesgo y de heredabilidad familiares de los cánceres comunes -mama, próstata y colon-, pero, para los cánceres más raros, los estudios eran demasiado pequeños o el tiempo de seguimiento demasiado corto para definir un riesgo familiar”.

Del total de personas, se diagnosticó cáncer a 3.316 pares de hermanos durante todo el seguimiento. El 38% de los gemelos y el 26% de los mellizos desarrollaron el mismo tipo de cáncer.

Se estimó que cuando uno de los mellizos sufre un cáncer, su hermano tiene el 37% de riesgo de desarrollar esta enfermedad. Entre los gemelos idénticos el riesgo fue de 46%.

Uno de los riesgos de heredabilidad familiar más alto fue para el cáncer testicular: 12 veces en el caso de los mellizos y 28 en los gemelos idénticos.

Como cáncer en general, la heredabilidad se fijó en un 33%. En el caso del cáncer de piel melanoma, el riesgo familiar se estimó en 58%, seguido por el cáncer de próstata con un 57% y el cáncer de piel no melanoma con un 43%. El cáncer de ovario tuvo un 39% de riesgo, el de riñón 38%, el de mama 31% y el de útero 27%.

“Debido al tamaño y largo seguimiento de este estudio, podemos ver ahora los efectos genéticos clave para muchos tipos de cáncer", explica Jacob Hjelmborg, investigador de la U. del Sur de Dinamarca 

 

Categoría: Sin categoría