Colegio médico advierte problemas por nube de humo en Santiago

Colegio Médico advierte riesgos para la salud por nube tóxica que cubre la capital y la V Región  El Centro de Información Toxicológica de la PUC, por su parte, recomienda a las personas que estuvieron expuestas, consultar a un profesional en caso de conjuntivitis o sensación de arena en el ojo, tos persistente, silbidos al respirar, mareos, vómitos, debilidad y compromiso del estado de conciencia, entre otros. Los gases tóxicos que se liberan en un incendio, en gran medida, son agentes irritantes respiratorios y agentes tóxicos.

por Catalina Rojas O. - 05/01/2014 - 14:57

Los primeros días de enero han significado una ola de incendios a nivel país, que según la Corporación Nacional Forestal (Conaf), se concentran en la V Región y la del Biobío. Una de las consecuencias ha sido la vasta nube de humo que impera sobre la capital y Valparaíso, que por una parte ha empeorado la calidad del aire. El Colegio Médico (Colmed) frente al escenario, advirtió que el ambiente "empeora los síntomas en aquellas personas que padecen problemas respiratorios preexistentes, como asma bronquial o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)".

El Colmed indicó que estos pacientes pueden experimentar dificultad para respirar, tos, sensación de opresión en el pecho y silbidos al respirar. Asimismo, los niños, las embarazadas y los ancianos son grupos de riesgo y deben extremarse las medidas de precaución.

Según la información recopilada desde el Centro de Información Toxicológica y de Medicamentos Pontificia Universidad Católica (CITUC), el humo genera una "mezcla compleja de aire caliente, las partículas sólidas y líquidas en suspensión y los gases tóxicos que contiene lo hacen extremadamente peligroso para la salud de las personas y el medio ambiente", informan los expertos.

En personas sanas el humo suele irritar las vías respiratorias (tos, secreción nasal e irritación de garganta) y los ojos (conjuntivitis, lagrimeo), además de generar otras molestias como mareos y dolor de cabeza.

Técnicamente hablando, los gases tóxicos que se liberan en un incendio dependen del tipo de material químico o sustancia que se esté quemando y pueden ser clasificados, en gran medida como agentes irritantes respiratorios y agentes tóxicos.

El monóxido de carbono, que es tóxico para la salud, se libera en los incendios de maderas, celulosa y PVC entre otros materia-les. El cianuro se libera en la combustión de de nylon, plásticos y resinas. Ambos agentes tóxicos pueden ocasionar importantes daños a la salud si se encuentran en concentraciones elevadas.

Todos estos tipos de materiales, se encuentran generalmente concentrados en las basuras de los hogares, que en el caso de Valparaíso, muchas veces llegan a parar a las quebradas de los cerros, convirtiéndose en tóxicos materiales de combustión.

Por ello, en medio del escenario actual que acontece en el país, el CITUC recomienda que si usted o su familia estuvo expuesto al humo de un incendio y no tiene síntomas puede permanecer en su domicilio y debe consultar en un centro de atención médica en caso de: conjuntivitis o sensación de arena en el ojo, tos persistente, ronquera,   dificultad para respirar, silbidos al respirar, mareos, vómitos, debilidad y compromiso del estado de conciencia

Categoría de nivel principal o raíz: Educación médica
Categoría: Biblioteca