• Curso de Pediatría primaria y ambulatoria Cursos 2018
    Tratado Pediatría - 6° Edición
    Dr. Julio Meneghello Rivera
  • Vacunas al Día Actualización sobre vacunas

Fundación Dr. Julio Meneghello Rivera

Nuestra misión es cooperar en la promoción de la enseñanza continua en el campo de la salud del niño y la familia. somos una fundación privada si fines de lucro.

  • Enfermedades Infecciosas
  • Nutrición Infantil
  • Información para la Familia

La nueva Guía Dietética para el 2016

 

¿cambios en la cantidad de azúcar, de sal o de colesterol recomendados al día? …Sigue leyendo para que estés enterado…

Cada cinco años el gobierno en Estados Unidos publica una Guía Dietética (Guía Alimenticia o Pauta Alimenticia). Esta consta de una serie de recomendaciones basadas en estudios científicos con el propósito de mejorar cómo comemos y, de esta forma, reducir la obesidad y prevenir enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2, la hipertensión y las enfermedades del corazón.

De acuerdo a Eric Rimm, un profesor de epidemiología y nutrición del Harvard T.H. Chan School of Public Health, eso ayuda a las personas a saber qué deben comer para mantenerse saludables. Los estudios demuestran que muchas de las enfermedades crónicas pueden prevenirse con una dieta sana y ejercicio.

Este es el caso para la mitad de los adultos en EEUU (como 117 millones de personas). De acuerdo a un reporte, 2/3 partes de los estadounidenses tienen sobrepeso o son obesos debido a una combinación de una dieta mala y sedentarismo. Idealmente las recomendaciones ayudan no sólo al público en general, sino a los legisladores y a los profesionales en la salud a tomar decisiones mejor informadas acerca de sus dietas en su casa, en su trabajo, en la escuela y en general.

Buen mes para hablar de dietas y de la Guía Dietética o Pauta Alimenticia porque las personas están pensando en lo que comen y muchas quieren perder peso y/o mejorar sus hábitos alimenticios.

 Entre los cambios más importantes en la Guía Dietética del 2016, se recomienda limitar el consumo de azúcar a no más del 10 por ciento de las calorías diarias. Esto es interesante, porque al menos los estadounidenses, consumen hasta 22 cucharaditas de azúcar en un día.

O sea, en una dieta de 2,000 calorías al día, la persona tendría que reducir su consumo de azúcar a sólo 12 cucharaditas.

Lo que sucede es que se ha asociado el consumo de azúcar no sólo al aumento en el desarrollo de diabetes tipo 2, sino a la enfermedad del corazón en personas que no tienen sobrepeso y no son obesas.

 

La Guía Dietética también recomienda reducir la cantidad de sal (sodio) a 2.300 mg al día (que equivale a una cucharadita al día). La mayoría de las personan comen mucho más que esto diariamente. Es importante leer las etiquetas y no usar el salero en la mesa.

 

Otro cambio fue el olvidarse de limitar el consumo de colesterol a 300 mg al día. Al parecer, de acuerdo a una de las expertas en el panel, no hay evidencia de que limitar el consumo de colesterol a 300 mg al día reduzca la cantidad del LDL (o colesterol malo), que es lo que determina que se obstruyan las arterias. Pero si se sigue recomendando limitar la cantidad de grasas saturadas.

Curiosamente, al parecer debido a cierto grado de oposición por la industria de la carne, hubo controversias entre los miembros de la Guía Dietética y las recomendaciones finales no incluyeron consejos específicos para disminuir esta fuente de proteínas, sólo mencionaron cambiar a otras fuentes de proteínas como nueces, semillas  y 220 gramos de mariscos a la semana.

 

Algunos expertos como Barry Pokin, un investigador especializado en nutrición de la University of North Carolina, Chapel Hill dijo que estaba decepcionado que El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) no había limitado realmente el consumo de carne roja.

Es interesante que entre las conclusiones a las que llegaron fue que los adolescentes y los adultos varones en Estados Unidos consumían demasiadas proteínas, que debían reducir su consumo, en especial de carne, de pollo y de huevos, y de agregar más vegetales a su dieta. Los expertos sugieren un máximo de 700-750 a la semana de proteína proveniente de fuente animal.

 

Por primera vez menciona el consumo moderado de café como parte de una dieta saludable (desde luego, siempre que no tengas alguna restricción o contraindicaciones para beberlo).

La Guía Dietética del 2016, como las previas, enfatiza el consumo de frutas, vegetales y granos integrales. Enfatiza la importancia de tener patrones de consumo de alimentos nutritivos con los anteriores además de lácteos bajos en grasas o desgrasados, carnes magras y otras fuentes de proteínas (como las que mencioné previamente) y de grasas (sin olvidarse de las provenientes de plantas), limitando las grasas saturadas y las grasas trans, los azúcares agregados y el sodio.  O sea, recomienda que se concentren en comer:

  • Una variedad de vegetales (de colores verde obscuro, naranja y rojo)
  • Frutas (especialmente la fruta entera)
  • Granos (al menos la mitad granos integrales)
  • Lácteos bajos en grasa o desgrasados (incluyendo leche, yogurt y queso)

 

 

  • Alimentos que contienen proteína y grasas, especialmente proveniente de plantas y de nueces.

Desde luego que el patrón saludable se puede adaptar al gusto, a la cultura, a la tradición y al bolsillo de cada persona.

Si bien es cierto que algunas personas parecen confundirse con los cambios en las recomendaciones de la Guía Alimenticia o Guía Dietética, lo que es importante que recuerden y lo que el comité recomienda porque es lo que se ha mantenido constante es que nunca han recomendado comida chatarra. Dicen que en vez de obsesionarse con nutrientes o alimentos específicos, tengan como meta “patrones dietéticos” saludables incluyendo frutas, vegetales, granos integrales y una variedad de alimentos sanos.

 

Edición Dr P Barreda

S.M Alvarez investigación

 

 

Categoría de nivel principal o raíz: Fudoc al día
Categoría: Noticias